Saltar al contenido
Cocinar con Huevos

Huevos Escalfados

huevos escalfados poche pochados sobre pan
Huevos escalfados sobre pan integral.

Los huevos escalfados o poché son una forma especial de cocer huevos en agua caliente pero sin hervir. Aunque requieren de ciertos cuidados, en cocinarconhuevos.com te damos la receta para preparar huevos pochados o escalfados de manera fácil y bien explicada.

¿Cómo hacer huevos escalfados o poché?

10 – 15 min
1 en adelante

Ingredientes

  • Huevos de gallina lo más frescos posible
  • Agua y vinagre. Lo suficiente para cubir el huevo y que flote. No importa el volumen total de líquido, la proporción correcta es 90% de agua y 10% de vinagre.

Preparación

  1. En una cacerola, poner a hervir la mezcla de agua y vinagre. Cuando alcance el punto de ebullición, apagamos el fuego o retiramos completamente de la estufa
  2. Romper y vaciar el huevo en una taza. De la taza lo vertemos en el agua caliente lentamente introduciendo la taza y dejando que flote.
  3. Con una cuchara o utensilio largo movemos ligeramente el agua en círculos para que la clara se mantenga cerca de la yema.
  4. Tapar la cacerola y esperar 3 minutos. Después de éste tiempo la clara quedará cuajada, de color blanquecino y la yema seguirá líquida.
  5. Abrimos la cacerola y sacamos el huevo con una cuchara escurridora o algún utensilio parecido.
  6. Inmediatamente después de sacarlo hay que sumergirlo en agua limpia fría para refrescarlo y cortar la cocción.

Truco para hacer huevo escalfado fácil y perfecto

Hay otra forma de preparar un huevo escalfado que te dejará un acabado más conciso y puede ser más fácil. Para esto necesitarás:

Ingredientes y materiales

  • Papel film (lo suficiente para hacer una bolsita donde quepa un huevo)
  • Hilo de bramante.
  • Aceite

Preparación

  1. Tomar un pedazo de papel film y engrasarlo levemente con aceite.
  2. Levantar las puntas y verter el huevo en el centro, formando una especie de bolsa.
  3. Juntar las puntas y cerrar la bolsa con hilo de bramante.
  4. Seguir la receta clásica desde el punto 3 en adelante. No es necesario el vinagre en esta variante.

Ahora que sabes preparar huevos escalfados, te recomendamos preparar los mundialmente famosos huevos benedictinos.

huevos benedictos
Huevos benedictinos sobre jitomate y queso blanco