Saltar al contenido
Cocinar con Huevos

Huevos Benedictinos

Huevos benedictinos o Benedict acompañados de ensalada de espinaca

Los huevos Benedict o benedictinos es una receta de origen neoyorquino que ha trascendido las fronteras de Estados Unidos para integrarse como una forma gourmet de preparar huevos alrededor del mundo. Consiste en un muffin inglés como base, un huevo escalfado sobre una rebanada de jamón, tocino o pastrami y todo esto bañado en salsa holandesa. Puedes también experimentar con otras salsas para crear tus propias variaciones.

En cocinarconhuevos.com te explicamos la receta para preparar huevos benedictinos y sorprender a tus comensales con un delicioso desayuno o brunch.

¿Cómo se hace la salsa holandesa?

10 min (salsa únicamente)
1

Lo ideal es preparar justo antes la salsa holandesa y después los huevos para servirse todo fresco y recién hecho.

Ingredientes

  • 125 gr. o 1/2 taza de mantequilla
  • 1 cucharada de zumo de limón
  • 1 huevo
  • sal y pimienta negra molida

Preparación

  1. Poner la mantequilla a calentar en baño maría o a fuego lento. Vigilar y mover para que no se queme.
  2. En un vaso de batidora ponemos el huevo, sal, pimienta molida y el zumo de limón. Si gustas puedes agregar una cucharada de mostaza y agua para añadir acidez y volumen.
  3. Empieza a batir los ingredientes en a batidora hasta que quede una mezcla homogénea.
  4. Una vez que la mantequilla esté completamente derretida, retira del fuego
  5. Agrega poco a poco la mantequilla líquida a la mezcla mientras la sigues batiendo para que se vaya incorporando. Notarás que su consistencia se hará cada vez más espesa.
  6. Cuando vacíes toda la mantequilla, termina de incorporar y reserva mientras preparas los huevos.

NOTA: Como esta salsa ocupa huevos crudos, te recomendamos que los compres de lugares de confianza y que no la guardes en el refrigerador. Prepara sólo la cantidad que vayas a consumir.

¿Cómo se hacen los huevos benedictinos?

20 min (sin contar la preparación de la salsa)
2

Ingredientes

  • 2 muffins ingleses, bisquets o bagels. Si no se consiguen, 4 rebanadas de pan también funcionan.
  • 4 huevos
  • 4 cucharadas de mantequilla.
  • 4 – 8 rebanadas de algún ingrediente para acompañar. Generalmente es tocino o jamón, aunque puede ser salmón, queso o incluso vegetales.
  • 1 lt. de agua.
  • 100 ml. de vinagre.

Preparación

  1. Cortar los panes a la mitad (si son muffins o bagels). Untar un poco de mantequilla y tostar levemente por ambos lados. Retira y reserva.
  2. En el sartén que acabamos de utilizar, agregamos un poco más de mantequilla y freimos el tocino o jamón hasta que quede ligeramente crujiente.
  3. Escalfar los huevos. Ponemos el agua y el vinagre a calentar y retiramos cuando empiece a ebullir. Vertemos con cuidado un huevo a la vez y revolvemos lentamente. Tapamos y dejamos que se cocinen durante 3 minutos. Pasado este tiempo, sacamos los huevos y reservamos. Te recomendamos hacer este proceso con uno o dos huevos a la vez para evitar que se peguen y sean más fáciles de manejar.
  4. Cuando todos los huevos estén cocidos. Preparamos los platos. Pon la mitad de pan tostado como base, luego el tocino o jamón, encima un huevo escalfado y bañamos con la salsa holandesa previamente preparada.
  5. Puedes acompañar de ensalada de espinaca o frutas y adornar con perejil finamente picado.